Rotten, un documental para entender que estamos comiendo

Rotten, Netflix

Aunque en Latinoamerica aun gozamos de la posibilidad de tener productos cultivados de forma orgánica. o al menos que no están tan viciados de una industria alimentaria agresiva como lo está en los estados unidos, es muy importante ponerle atención al origen de los alimentos que estamos consumiendo porque puede que realmente no sean tan nutritivos como creemos o aun peor que ni siquiera sean alimento.


Rotten es un documental por capítulos creado por Netflix que se arriesga a mostrar un poco ese lado oscuro de la industria alimenticia en los Estados Unidos de Norte América, su primer episodio inicia con un fenómeno que seguro todos ya conocemos, las abejas están muriendo y entre los culpables además de nosotros por una demanda desmedida, están las industrias que ante este fenómeno y el tener que suplir al consumidor ha aumentado el uso de aditivos para rebajar la miel a riesgo de que sea dañina para el consumo humano.


Es evidente que el documental tiene una fuerte inclinación para defender la industria alimenticia de los estados unidos como los que si hacen las cosas bien,  y eso es un poco discutible, mas allá de eso, permite visibilizar una problemática que cada vez se hace mas crítica y sobra la que la gran mayoría de la población es ignorante.
Como dije, el documental está centrado en Norte América, sin embargo, eso no es ajeno a nosotros como Colombianos, acá algunos datos.


De acuerdo al artículo publicado por la revista semana “Apicultura: una actividad con futuro” en el año 2016, Colombia es un país que importa miel, polen y propoleo principalmente de Argentina, México y Perú, es decir que de todos modos estamos atados en gran mayoría al proceso de tratamiento de la miel que hacen otros países.
La industria de la apicultura en el país es pequeña y la gran mayoría de la producción es poco tecnificada para poder tener un registro Invima que les permita entrar a competir con los importadores, aún así el fenómeno de la muerte de las avejas también es notable y los apicultores reportan envenenamiento de las abejas por pesticidas en un 34% de las colmenas del país, la cifra es preocupante teniendo en cuenta que las abejas son responsables de casi el 90% del proceso de polinización, a finales del 2017 se estaban impulsando leyes que ayudaran a ponerle más atención a esto herbicidas que son aplicados en plantaciones y están poniendo en riesgo a las abejas y otros polinizadores.


Desde el lado de la tecnificación hay mucho terreno por cubrir por parte del gobierno nacional, sin embargo iniciativas privadas como ApisRed en Neiva, Huila le apuestan a capacitación y tecnificación de los apicultores como método para generar un mercado seguro tanto para el apicultor, el consumidor y las más importantes, las abejas
Cierro este artículo con un dilema, ¿Dejar de consumir tanta miel de abeja?, creo que en el caso de Colombia no es tan grave, no somos unos grandes consumidores como USA, sustituirla por Jarabe de Agave podría verse como una alternativa, sin embargo, las versiones industrializadas que encontramos en los mercados parecen tan peligrosas como el azucar tradicional, pienso que como todo en la vida se trata de balance, consumir lo realmente necesario, nada en exceso, eso es lo adecuado ya que nadie puede negar las propiedades saludables de la miel orgánica y mejor será que la industria apicola adopte buenas prácticas en beneficio de una ser vivo tan importante en el balance natural.


Fuentes:

  • Artículo de revista semana, http://www.semana.com/economia/articulo/colombia-quiere-explotar-la-apicultura/455643-3
  • ApisRed, http://www.apiculturaencolombia.com
  • Buscan salvar las abejas de Colombia con proyecto de ley, https://www.elespectador.com/noticias/medio-ambiente/buscan-salvar-las-abejas-de-colombia-con-proyecto-de-ley-articulo-718615